> Home Regístrate | Contacta | Aviso legal   
La Guerra de las brujas
-->
Trilogía
> El Clan de la Loba
> El Desierto de hielo
> La Maldición de Odi
Autora
> Biografía
> ¿Qué ha dicho la autora?
Mundo imaginario
> Las profecías
> Los clanes
> Los personajes
> Los escenarios
> Los elementos
Mundo real
> Espacios geográficos
> Personajes históricos
> Pueblos y Culturas
Noticias de los lectores
Sala de prensa
Ediciones internacionales
   
   
   
   
   
 
Barcelona
Situada a orillas del mar Mediterráneo, se encuentra a unos 120 km al sur de los Pirineos y de la frontera con Francia. Habitada por más de un millón y medio de habitantes, Barcelona es la segunda ciudad española más poblada y la décima de la Unión Europea.

Barcelona

Tiene un clima mediterráneo, con sequía estival y lluvias que pueden ser abundantes en otoño y primavera. Las temperaturas son cálidas en verano y suaves en invierno, con una escasa oscilación térmica entre el día y la noche.

La ciudad ofrece una gran variedad de atractivos turísticos. El visitante puede recorrer a pie desde las ruinas romanas y la ciudad medieval hasta los barrios construidos según el estilo artístico del Modernismo, con sus edificios característicos, sus manzanas cuadradas de cantos seccionados, sus calles arboladas y sus anchas avenidas. Precisamente en este barrio, llamado Ensanche, es donde vivió Selene durante su estancia universitaria en Barcelona.

Barcelona

Uno de los lugares de mayor atractivo son Las Ramblas, un paseo lleno de floristas y figuras humanas entre la gran Plaza Cataluña y el Puerto. Cerca se encuentra el Barrio Gótico, llamado así porque la mayoría de sus edificios fueron construidos en este estilo. En él destacan la Catedral, las animadas callejuelas con su sabor medieval y la iglesia de Santa María del Mar, un templo gótico impresionante.

Barcelona

Al otro lado de las Ramblas hay el barrio del Raval, un barrio de bajos fondos donde imperan las calles estrechas y los tipos diversos. Olores penetrantes y rancios portales son las características principales de la zona donde vive Selene, con sus compañeras Carla y Meritxell, durante su juventud estudiantil.

En el Paseo de Gracia, donde se daba cita la burguesía industrial del siglo XIX, los mejores arquitectos – entre quienes destaca Antonio Gaudí, construyeron casas señoriales que nos hablan del esplendor industrial de la ciudad.

Barcelona

Historia:

Los primeros rastros de población se remontan a finales del Neolítico (2000 a 1500 a.C.). Sin embargo, los primeros pobladores fueron los layetanos, hacia los siglos VII – VI a.C. Eran un pueblo de la cultura ibera, desarrollada por el este de la península ibérica.

Los Cartagineses le dieron nombre a la ciudad: Amílcar Barca, el padre de Aníbal, cuyo apellido evolucionó hacia Barcino (en latín), más tarde Barchinona (en latín medieval) y actualmente Barcelona.

Durante la Segunda Guerra Púnica (hacia el 218 a.C.), los romanos tomaron la ciudad y la bautizaron como Julia Augusta Paterna Faventia Barcino. Aunque construida como fortificación militar, el comercio permitió que en el siglo III contara con una población de entre 4.000 y 8.000 habitantes.

Los visigodos entraron en el siglo V y la ciudad llegó a ser durante un tiempo la capital del reino visigodo. Hacia el 712 fue ocupada por los musulmanes en su avance por la península, pero fue conquistada por las tropas el Imperio Carolingio en 801.

Durante la Baja Edad Media Barcelona floreció como centro comercial y fue capital de los condados catalanes. El conde de Barcelona era a la vez el rey de la Corona de Aragón, unión de varios reinos, que tuvo un papel destacado en la historia del Mediterráneo y se convirtió en una potencia de primer orden.

Barcelona

La Edad Moderna trajo un declive de la ciudad por revueltas ciudadanas y crisis políticas. La recuperación económica de finales del siglo XVIII y la industrialización del siglo XIX hicieron de Barcelona otra vez un potente centro económico, social y cultural del este del Mediterráneo. La ciudad creció con el incremento de la población y con la incorporación de pueblos cercanos.

Barcelona

El siglo XX fue testigo del incremento del poder económico por un lado pero también de las convulsiones políticas de la Guerra Civil y el franquismo por el otro. Sin embargo, en 1992 Barcelona volvió a tomar las riendas de su propio destino y se convirtió en centro del mundo deportivo y cultural con la celebración de los Juegos Olímpicos.

 
edebé Netydea